¿Qué es el Politeísmo?

Se dice que el politeísmo se dio a conocer como una manera de veneración que se puede tener hacia varios doses o elementos que se pueden considerar con una divinidad especial. Básicamente, la palabra “politeísmo” tiene que ver con “muchos dioses”, por ello se dice que en muchas culturas que son un poco antiguas en cuanto a su religión estas eran politeístas, porque llegaban a sentir adoración por varios dioses que estaban relacionados con muchas cosas de la vida cotidiana.

Se dice que cada uno de los dioses está relacionado con algo en especial. Se tiene en cuenta que esto puede tener que ver con fenómenos naturales, elementos y mucho más. Por supuesto que cada uno de estos dioses también puede encerrar una manera particular en la que se le realicen los ritos o algunas ceremonias.

Origen del politeísmo

En primer lugar se da conocer lo que sería el animismo, esto nos refiere a que muchas cosas o elementos pueden un alma. En este mismo sentido, después se le da lugar a lo sobrenatural que fue una de las cosas que ganó mucha fuerza porque nos hace referencia a que puede haber cosas ocultas en diversos elementos. Esto también nos refiere a que los fenómenos naturales también tenían un vínculo con lo paranormal.

En sí, se puede decir que el origen del politeísmo viene de la necesidad de cada ser humano de creer en algo, por supuesto, sabiendo que eso debe ayudarnos en cosas que no podríamos llegar a dominar nosotros por nuestra cuenta y que necesitan la ayuda de alguna divinidad.

Ejemplos de politeísmo

Básicamente, podemos ver que el politeísmo si ha podido experimentar grandes cambios conforme ha ido avanzando el tiempo. Además, también se puede ver que si el ser humano cambia su pensamiento, la manera en la que se pueden ver las cosas, también llegan a cambiar. Aquí algunos ejemplos:

Ejemplos en la antigüedad

En el caso de Egipto, se puede ver que tenían grandes adoraciones por los animales y los humanos, suponiendo que en todo caso, estos podrían tener poderes que fuesen considerados como universales. Cada uno de estos dioses tenía nombres que eran particulares.

En el caso de los dioses griegos, se apreciaba que estos eran dioses que guardaban relación con los fenómenos naturales y que de alguna manera tenían algunos poderes especiales. Cada uno de estos dioses griegos tenía características que eran muy humanas. Y en el caso de los dioses romanos, se decía que estos podrían tener una serie de comportamientos que eran humanos.

Ejemplos actuales

Podemos ver que en el hinduismo, se tienen a dioses supremos, al mismo tiempo en el que también se ve que hay una gran cantidad de dioses a los que se veneran. En cuando al sintoísmo japonés, se ve como una religión en la cual también hay una variedad de dioses que son sagrados y que deben ser respetados.

Por último se tiene al neopaganismo, se sabe que esto más que nada lo que hace es rendir culto a ciertas doctrinas que ya han sido claramente establecidas.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *